Parado por prescripción médica

Durante unos días (espero que no muchos) este blog no se actualizará. A veces conviene seguir los consejos médicos, y en otras no queda más remedio que seguirlos a rajatabla: la salud no perdona.